Plaza de la Señoría

Plaza de la Signoria empezó a ser al centro de la política florentina desde los inicios de la historia de la República. Cuando en 1268 el partido de los Güelfos adquirió el control una otra vez, decidió abatir las casas de los gibelinos, rivales de ellos. Esta famosa plaza en forma de “L” empezó a ser historia sobre las ruinas de 36 casas, que fueron abatidas. En su lugar no fueron más construidos otros edificios y por eso los edificios alrededor del cuadrado no son alineados.

El nombre de la plaza, de hecho, deriva del Palacio planeado por Arnolfo di Cambio en 1298; en este palacio, llamado la Signoria, residió el gobierno de la República.

El palacio ha continuado mantenendo su función política en Florencia durante el Reinado del Medici y después bajo del duque Cosimo I, que residió aquí entre los años 1540 y 1565. Fue durante este período que a Giorgio Vasari le fue comisionado el encargo de redoblar los tamaños del edificio.

Más tarde, cuando el gran duque y su familia decidieron desplazarse en el nuevo Palazzo Pitti en 1565, Palazzo della Signoria empezó a hacerse conocido como Palazzo Vecchio. Ciertamente este palacio no es sólo el centro civil de Florencia pero también una de las atracciones al aire libre más visitadas de la ciudad, dónde hay los Uffizi y la Loggia dei Lanzi, que contienen numerosas obras de arte.

Muchas esculturas, erigidas para las ceremonias públicas de la Signoria, son visibles bajo de los elegantes arcos de la galería. Hay las seis estatuas romanas de espaldas contra el muro, representantes heroínas.

Está representado también el RAPTO DE POLISSENA, una obra del XIX siglo de Pio Fedi. Hércules y el Centauro son del Giambologna. A los lados de la galería hay dos obras maestras: Perseo con la cabeza de Medusa realizada por Benvenuto Cellini y el Rapto de las Sabinas del Giambologna.

Las estatuas en la plaza merecen un capítulo separado. Entre las grandes esculturas alineadas delante de la fachada de Palazzo Vecchio la más famosa es sin falta la copia del David de Michelangelo, que sustituyo el original al final del siglo pasado.

Delante de la Fontana de Neptuno del Ammannati se puede ver en el terreno una amplia rotonda de mármol que representa el lugar exacto dónde el monje dominico, Girolamo Savonarola, fue quemado en la hoguera juntos a otros monjes, el 23 de mayo de 1498, después de ser torturado por semanas en la rueda del palacio. La plaza es delimitada por una serie de casas de los siglos XIV y XVI; entre estas hay el Tribunal de la mercancía (1359, una antigua Corte de justicia en materia comercial).

Del XVI siglo es Palazzo Uguccioni, cuya fachada parece que ha sido planeada por Raffaello. En el número 5 de la plaza està el palacio contenentes la colección que Alberto della Ragione, el coleccionista genovés, donó al Consejo Municipal (1970).

Las 21 habitaciones contienen 250 pinturas italianas del período entre 1910 y 1950.

En 1980, cuando la plaza fue pavimentada de nuevo, muchos despojos de edificios antiguos fueron descubiertos. Algunos estudios, hechos por el Ministero dei Beni Culturali, confirmaron que la zona fue sitio de los primeros asentamientos umanos cerca del Arno, mientras que los restos neolíticos escubiertos se remontan a antes de la fundación de la ciudad romana.

Además muchos despojos de la Florencia romana, algunos baños termales y un laboratorio para bañar los tejidos han sido hallados bajo de las casas medievales. La presencia de este tipo de restos demuestra que esta actividad desempeñaba un papel muy importante en la historia económica de la ciudad ya desde hace mucho tiempo.

top
This website uses cookies in order to send you advertising material and services according to your preferences. If you want to know more about it, or you wish to block the cookies please click “Descubre más”. By closing this banner, scrolling this page, clicking a link or continuing to browse otherwise, you agree to the use of cookies. Descubre más